¡Mójate!

Publicado el : 27/06/2019 10:48:48
Categorías : Seguridad y Salud , Tiempo Libre

¡Mójate!

En esta ocasión te acercamos algunas ideas para que, de nuevo desde el esparcimiento, disfrutéis todos juntos del agua. Las altas temperaturas es lo que tienen, necesitamos hidratarnos la piel por dentro y por fuera, así que, antes de empezar os damos algunas recomendaciones básicas para todo veraneante de a pie con niños en la casa. El IV Estudio CinfaSalud: “Percepción y hábitos de salud de la población española en torno a la fotoprotección”, avalado por la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) revela datos interesantes que nos hacen ser precavidos a la hora de ofreceros las mejores recomendaciones para este verano:

       Sólo uno de cada cinco padres conoce la radiación infrarroja A

       La mayor preocupación, el cáncer

       Las mujeres usan más la crema fotoprotectora

       Solo el 2,5% realiza una fotoprotección completa y eficaz

       La fotoprotección en el hogar recae sobre las mujeres

       Casi la mitad expone a sus hijos menores de un año

       Los farmacéuticos son la segunda fuente de consulta

De estos datos extraemos conclusiones que podéis aplicar en vuestro día a día en beneficio de los peques y de toda la familia.

1. No expongas a tus hijos antes del primer año edad. Los menores de un año nunca deben ser expuestos directamente al sol y tampoco deben utilizar cremas solares. Hasta los 3 años, la capacidad de respuesta de la piel no está bien definida, por tanto, la exposición ha de ser limitada. ¿Sí?, ¡genial!

2. Evita la exposición solar en las horas centrales del día. Los rayos solares son más fuertes y perjudiciales entre las doce de la mañana y las cuatro de la tarde, por lo que no es recomendable que los niños estén expuestos a ellos. También la altitud aumenta la peligrosidad del sol, así como algunos tipos de nubosidad.

3. La sombra es siempre la mejor aliada. No te expongas directamente al sol ni expongas a tu familia a los rayos del sol. Opta por situarte bajo los árboles o usa una sombrilla, aunque no olvides que su protección no es total, porque algunos tipos de superficies –agua, arena, nieve, hierba– reflejan las radiaciones solares.

4. Protege su cuerpo con la ropa adecuada y sombrero. En el caso de los niños pequeños, el uso de gorra, gafas de sol, pantalones y camiseta es imprescindible, sobre todo hasta los 3 años.

Los colores oscuros protegen más que los claros y algunos tejidos, como el algodón, la viscosa, el rayón y el lino, protegen menos que otros como el nylon, la lana, la seda y el poliéster. Respecto al sombrero, uno de ala ancha proyectará sombra a su rostro y cuello, además de proteger su cabeza.

5. Ponles gafas de sol para evitar los daños oculares. Es necesario que las gafas tengan una protección 100% frente a los rayos UV y solo si están homologadas por la Unión Europea, se puede garantizar que así sea. Las que mejor protegen los ojos y la piel que los rodea son las gafas de tipo envolvente.

6. Utiliza un fotoprotector específico para niños. Dados los constantes juegos en el agua y fuera de ella de los más pequeños, es necesario que el fotoprotector infantil sea resistente al agua, al sudor y a los roces, y siempre de SPF superior a 50 y con el símbolo. Debe reaplicarse cada dos horas y tras cada baño.

7. Mantenlos hidratados. Durante la exposición al sol, los niños deben hidratarse correctamente bebiendo mucha agua. También puedes darles de vez en cuando frutas, que, además, les aportarán valiosos nutrientes.

8. Educa a tus hijos sobre la necesidad de protegerse del sol. La mejor manera de concienciar a los más pequeños de la necesidad de auto protegerse es predicar con el ejemplo: deben ver a los adultos de su entorno exponerse al sol de una manera responsable.

Una vez claras e integradas todas estas pautas básicas de precaución podéis dedicaros al juego y al agua. ¿Nos refrescamos? Empezamos:

Esponjas empapadas.

Se juega por equipo y cada uno tiene una esponja grande y dos cubos. Los niños se colocan en fila tumbados, con las rodillas dobladas y los pies apoyados en el suelo. La cabeza de cada niño estará colocada entre los pies del niño o niña que tenga detrás. A cada extremo de la fila se pone un cubo lleno con agua y un adulto u otro niño mojará la esponja y la pasará al primer niño de la fila que la sujetará con sus pies y la pasará al compañero o compañera que tenga detrás para pasarla nuevamente. Gana el equipo que antes devuelva la esponja al adulto o niño que se la dio. Cuando una esponja se cae, el adulto o niño mojará la esponja y la devolverá al punto dónde se cayó.

Llena el cubo del de atrás.

Se juega por parejas. Una niña se coloca delante y otro niño detrás. La niña de delante tiene un cubo llena de agua y ha de llenar el cubo vacío del de atrás sin verlo (porque está de espaldas), dejando caer el chorro por encima de la cabeza. ¡La pareja que llene su cubo primero y derrame menos agua será la vencedora!

 

 

A pescar.

Llena un barreño con agua y deja tapones de plástico de botella flotando. Hay que intentar pescarlos con palillos de comida china. La niña o niño que más pesque gana. Fácil y divertido, ¡a ver si lo pescas todo!

Tuberías.

Se hacen equipos en fila y los jugadores sostienen un vaso. El primero de la fila llena su vaso en un cubo con agua y después, sin moverse del sitio, deberá llenar el vaso del compañero con el agua de la suya. El segundo hará lo mismo con el tercero y, así, sucesivamente. El último de la fila, verterá el agua sobre un cubo vacío. Ganará el equipo que haya conseguido llenar más su cubo. ¡Hay que poner el reloj y no pasarse del tiempo!

 Los Camareros Locos.

Se hacen dos equipos. Un equipo son los camareros y el otro los cañoneros. Los camareros tienen que transportar un vaso de agua sobre un frisbee sin que se caiga. Los cañoneros, colocados a lo largo del recorrido y a una cierta distancia, intentan hacer que se caiga tirando un globo de agua y después cambian los roles. El equipo que más vasos transporte gana. Material: globos de agua, vasos de plástico, frisbee.

Con todas estas opciones, ¡os vais a mojar seguro!