Otoño en la cocina

Publicado el : 27/09/2019 16:48:11
Categorías : Alimentación Infantil

Otoño en la cocina

Llega el otoño o «veroño», como últimamente se le llama con las altas temperaturas que manejamos en muchas regiones de España. Pues para el inicio de estación te ofrecemos un combinado perfecto: horas de relax con la familia en las que los más peques se ponen el delantal y empiezan a practicar con ollas y bandejas. ¡A la cocina se ha dicho! Cuantos más ingredientes de temporada utilicemos mejor para obtener una mayor cantidad de nutrientes y proteger a los más peques de catarros, resfriados y demás virus que nos atormentan en estas fechas.

Entre los alimentos que destacan en esta época del año están las acelgas, berenjenas, boniatos, calabazas, coles, espinacas y setas. Verduras con las que podremos hacer delicias otoñales al alcance de todos. En cuanto al lado más dulce, los caquis, granadas, higos, mandarinas, castañas y membrillos son las más recomendables para hacer postres dignos de nuestros mini chefs.

¿Empezamos?

Pasta con setas y champiñones.

La pasta les encanta a los niños, puedes hacerla integral para que así consuman los nutrientes completos de la harina de trigo 100% completa, ¡les encanta! Ingredientes:

400 gr de tallarines intergrales

25 gr de aceite de oliva

150 gr de setas

1 cebolla

1/2 litro de leche

125 gr de champiñones (puede ser de lata)

1 corteza de limón

Sal

Pimienta

 

En esta receta combinamos los hidratos de carbono, calcio y muchas vitaminas. Las setas y champiñones le dan un sabor especial.

 

1. En un cazo, rehogar la cebolla muy bien picada con el aceite.

2. Añadir las setas, previamente lavadas y cortadas, y sofreír un par de minutos. Agregar los champiñones y cocer todo un minutito más.

3. Remover muy bien y salpimentar ligeramente.

4. Espolvorear con un poco de perejil picado o queso rallado.

5. Cocer la pasta, escurrirla y mezclarla con la salsa, ¡a comer!

 

Crema de setas.

Esta receta sencilla y suave es perfecta para la cena de los niños porque es ligera y sienta muy bien.

Por su alto contenido en fósforo, las setas son un alimento perfecto para todos y especialmente para niños y embarazadas, ya que favorece el crecimiento saludable de huesos y dientes. Contienen más proteínas que la mayoría de las verduras, además de contar con un bajo aporte calórico. A través de cremas y purés los más peques de la casa podrán conocerlas y saborearlas.

Ingredientes para 4 personas:

500 gr. de setas y hongos variados

1 litro de caldo de verduras

60 ml de leche

1 cebolla pequeña

Aceite de oliva virgen extra

Sal

Pimienta

Consejos: Se puede sustituir el caldo de verduras por uno de pollo. La pimienta siempre es opcional.

Preparación de la crema de setas:

1- Lavar bien las setas y los hongos, con cuidado de no dañarlos pero retirando toda la tierra que puedan tener. Eliminar la parte final del pie y reservar.

2- Cortar la cebolla pequeñita. Echar un chorrito de aceite a una sartén puesta a fuego medio y echar la cebolla. Rehogar durante unos minutos hasta que quede transparente.

3- Añadir las setas y hongos a la sartén con la cebolla. Saltearlo removiendo continuamente para evitar que se quemen. Las setas soltarán enseguida el agua y mermarán, quedando el conjunto más líquido.

4- Agregar el caldo a la sartén y dejar que el conjunto coja sabor dejándolo cocer durante unos 10 – 15 minutos a fuego algo más alto.

5- Verter en un vaso apto para batir y triturar con una batidora eléctrica a potencia intensa para que quede con una textura de crema. Si se desea más espesa, se puede retirar parte del caldo antes de batir la mezcla.

6- Trasladar de nuevo a la sartén, a fuego bajo, y añadir la leche. Remover despacio hasta que quede todo integrado y vaya espesando, subiendo un poco la temperatura. Añadir sal y pimienta al gusto y servir.

 

En cuanto a todo lo que va al segundo estómago: el postre

 

Manzanas asadas tiradas de hacer

 

La manzana es una fruta de todo el año y más típica de otoño y encima es perfecta para las primeras etapas de la alimentación complementaria del bebé. También ayuda con las angustias del embarazo si las hay ya que tiene la capacidad de retener agua y es perfecta para la dieta de los niños ya que combate la anemia, ayuda a producir anticuerpos y favorece el crecimiento infantil. ¿Y qué más?, está deliciosa.

 

Ingredientes:

4 manzanas golden

Pasas

2 cucharadas de canela

 

Consejín: puedes hacer a las manzanas un corte alrededor hacia la mitad de la manzana para que al meterlas en el microondas no se arruguen tanto.

 

Cómo hacer en 10 minutos manzanas asadas al microondas:

1. Lava las manzanas y ábrelas por la parte superior para quitarles el corazón.

2. En el hueco pon una pizca de canela y un puñado de pasas.

3. Ponlas en una fuente de pirex y mételas al microondas a máxima potencia durante 7 minutos.

4. Espera unos minutos a que no estén tan calientes para comerlas o también se pueden degustar frías. No olvides servirlas con los jugos que han soltado las manzanas durante el proceso.

¿Apetece o no?

 

Crepes con crema de chocolate y fruta

 

¿Qué puede haber mejor para una tarde de otoño que merendar crepes calentitos con chocolate y plátano? ¡Absolutamente nada! Y a los niños no les pueden gustar más, te lo garantizamos.

 

Ingredientes:

250 ml de leche

250 g de harina

Un huevo

Una cucharadita de azúcar

2 cucharadas soperas de mantequilla

Esencia de vainilla (opcional)

 

Elaboración:

 

Preparar crepes es súper fácil, así que deja que los peques mezclen los ingredientes en un bol grande. Tan solo tienen que batirlos bien con una varillas manuales. Enséñales cómo utilizarlas: ¡verás qué divertido! Una vez que hayamos obtenido una mezcla uniforme es el momento de derretir la mantequilla en una sartén nueva.

Con un cucharón grande, vertemos una porción a la sartén cuando la mantequilla esté bien caliente. Lo dejamos hacer un par de minutos por un lado y un par por el otro a fuego fuerte. Una vez que tengamos la masa hecha, incorporamos la crema de cacao y unas rodajas de plátano sin apartar de la sartén pero con la intensidad mínima del fuego. Cerramos el crepe en forma de triángulo y... ¡listos para cualquier momento del día!