Petancas o consolas, esa es la cuestión.

Publicado el : 07/03/2019 10:52:12
Categorías : Celebraciones

Petancas o consolas, esa es la cuestión.

¿Juguetes de siempre o modernidades del siglo XXI?

Ya lo dijo Aristóteles: La virtud esté en el término medio. La simplicidad de los juguetes de nuestros padres y abuelas se ha ido transformando en una ingeniería del juguete en este siglo XXI. Entonces, ¿cómo nos ubicamos?

Creemos que la combinación de ambos tipos de juguete, tradicional y moderno, y en dosis equilibradas, puede ser la respuesta para que nuestros peques tengan un estímulo adecuado y acorde a su edad. Es cierto que el grado sofisticación y complejidad alcanzado actualmente por los juguetes más modernos es elevado, pero bien utilizados pueden estimular también a nuestros hijos y servir de refuerzo positivo para muchas de las áreas que se trabajan desde el área educativa en casa y en los coles. ¿Empezamos?

Juguete tradicional

La memoria histórica y los cuentos de nuestros abuelos nos relatan cómo antes existían juegos en los que el propio cuerpo o sencillos utensilios como piedras o trozos de tela han servido de punto de partida para que una tarde de verano se llene de alegría y momentos inolvidables. Si has jugado alguna vez a los chinos sabes de lo que estamos hablando. Desde entonces el pilla pilla, el escondite, la zapatilla por detrás, 1,2,3 pollito inglés o el corro de la patata han estado en la infancia de muchos padres y madres que hoy siguen la tradición con sus niños en la familia.

 Desde entonces muchas cosas han cambiado, pero las ganas de pasar un rato con amigos y familiares son las mismas. Entendemos por juguetes de toda la vida los que desde hace décadas han estado en las estanterías de nuestras casas, y en las de toda la familia: ajedrez, petanca, los bolos, el tres en raya o el la oca y el parchís son algunos de ellos. Seguro que te suenan. Pues estos juegos de mesa de toda la vida son verdaderos estímulos para nuestras mentes, nos invitan a calcular, crear estrategias y en ocasiones a cooperar, si hace falta, para poder obtener los resultados deseados.

 Otros juguetes que siempre han estado y estarán son la cometa, la peonza, de la hoy tenemos versiones más actuales, el yo-yo, las tabas o las canicas, ¿tú también jugaste? Muchos de estos juegos se pasan de generación en generación sin reglas escritas, de ahí a que muchas veces cada uno tenga su propia versión.

Juguete moderno

Hoy tenemos una amplia variedad de juguetes electrónicos, entre los que las videoconsolas y las tablets destacan por su crecimiento exponencial. ¿Cuáles son tus favoritos? Mario Bros y el puercoespín de Sega, Sonic, fueron una leyenda en los años 90, y hoy en día las opciones aumentan a diario. ¿Cómo elegir las que van a beneficiar a nuestros pequeños nativos digitales?  Desde Toy Planet hemos creado la gama Digital Planet de productos digitales dirigidos a que los pequeños puedan disfrutar de una manera sencilla aprendiendo cada día: cámaras de fotos, consolas con juegos interactivos, micro karaokes y mucho más

Pero, ¿cómo lo controlamos?

El tiempo de uso que hacemos de estos juguetes electrónicos es importante y deben sr adecuados a sus rangos de edad. Muchos te enseñan lógica, ayudan con el trabajo de la memoria y con la motricidad fina, el trabajo en equipo (si es un juego en línea). Te damos algunas recomendaciones para que el momento de juego digital sea limitado y sano.

 1.- Marcar un tiempo para su uso

El equilibrio es la clave a la hora de planificar el tiempo libre de los niños como las relaciones sociales con familia y amigos, el deporte y actividades que desarrollen su creatividad.

2.- Que los juegos sean para su edad

Cada edad conlleva un desarrollo educativo y existen multitud de aplicaciones educativas de calidad que refuerzan las habilidades de los niños de la forma más divertida.

3.- Realizar un uso responsable de la tecnología

Los padres debemos ser los primeros en realizar un uso responsable de la tecnología para poder servir de ejemplo a sus propios hijos. Si utilizamos en exceso estos dispositivos delante de ellos, será lo que aprenderán.

4.-Decantarse por juegos pedagógicos

Un ejemplo es la consola portátil  de Digital Planet, que ofrece más de veinte juegos de lógica y que estimula su aprendizaje y el uso de la memoria.

 Los beneficios que pueden aportar los juegos modernos a los niños son claras, sin embargo, es necesario que estén adaptados a las necesidades de los más pequeños para facilitar su aprendizaje.

 El equilibrio entre juegos tradicionales, tecnología y la educación en valores desde sus primeros años de vida, serán la clave para que nada sea excluyente y todo sume.