¿Saben tus hijos lo que es una berenjena o un calabacín?

Publicado el : 12/03/2019 19:30:37
Categorías : Alimentación Infantil

¿Saben tus hijos lo que es una berenjena o un calabacín?

Seguro que si les ofreces un huevo de chocolate de postre al menos se esfuerzan en contestar. Pero, ¿cómo le damos la vuelta? Las verduras y hortalizas son en realidad el verdadero premio para nuestros cuerpos y a los suyos, tan pequeñitos, todavía les queda mucho por crecer.

Nuestra amiga la berenjena, morada o más tirando a blanca, es una verdura muy sabrosa y que permite realizar un sinfín de recetas tan deliciosas como nutritivas. Son de las verduras fáciles de introducir en la dieta de los peques por su sabor suave y por su textura y además, es fácil de combinar con otras verduras.

¿Y qué más?, pues es también rica en vitamina E, A, B y C y tiene un alto contenido de fibra. Es diurética, baja en calorías y por su elevado contenido en fibra ayuda a los niños con estreñimiento. Así que es imprescindible empezar cuanto ante a introducirla en su dieta.

Por su parte, nuestro amigo el calabacín es una de las verduras más utilizadas en los purés para bebés, y no es para menos. Su agradable sabor y sus nutrientes hacen de él un alimento casi perfecto. Contiene un alto porcentaje de agua y apenas calorías. Es fuente de vitamina C, B3 y provitamina A. Entre los minerales que suma están el fósforo, potasio, magnesio y calcio. Además del omega 3 y la luteína, que ayuda a proteger la salud de los ojos. Controla el colesterol y ayuda a realizar el tránsito intestinal. ¿Y qué más?, si supiera a piruleta ya sería lo más, pero nos seguimos quedando con su suavidad y cualidades.

Las hortalizas tienen en común su elevado aporte de agua, que se sitúa en torno al 75-95% del peso total. De esta manera, contribuyen a hidratar al organismo y a eliminar con más facilidad las toxinas, por lo que poseen una acción depurativa. Tienen además un bajo aporte de hidratos de carbono (del 1% al 8%) y aún menor de proteínas (1-5%) y de grasas (0,1-0,3%), su aporte calórico es de entre 20 y 40 calorías por cada 100 gramos. Lo más destacable de estos alimentos es su riqueza en micronutrientes (vitaminas, minerales), así como en fibra y sustancias antioxidantes que se sabe ayudan en la reducción del riesgo de múltiples enfermedades.

También podéis jugar en casa con los Playmobil mercado y empezar a familiarizaros juntos con las frutas y verduras desde el juego, desde la risa y la creatividad. Y para los más peques también puedes optar por la granja de Peppa la vaca, en la que la gama Tut Tut Animals con diferentes botones interactivos le permitirá descubrir las frutas y verduras a través de los números, colores, de la música y de sensores mágicos. ¡Riega las zanahorias y verás cómo crecen!

Te proponemos también empezar a  cocinar estas dos verduras juntas con ellos y así sacar aún más su sabor y multiplicar los beneficios para los peques y grandes de la casa.

Este pastel de calabacines y berenjenas de Divina cocina nos está despertando el hambre voraz. ¿Te animas a prepararlo?

Lavamos bien las verduras y pelamos los tomates. Cortamos en rodajas muy finas los tomates y en rodajas como de medio centímetro los calabacines y berenjenas. Las berenjenas las espolvoreamos con sal y las dejamos ‘sudar’ 20 minutos en un colador. Sazonamos ligeramente los calabacines y los vamos pasando mientras tanto por la plancha un minuto por cada lado para que enternezcan y doren un poquito. Cuando hayan soltado líquido hacemos los mismo con las berenjenas.
Batimos los huevos salpimentados con la nata.

Vamos montando el pastel en una fuente honda de horno. Ponemos primero berenjenas, tomate y calabacines, y vamos intercalando a nuestro gusto el queso rallado con los taquitos de jamón, un poco al poner cada capa. A mitad del proceso rociamos con batido de huevos regando por igual por todos lados.

Terminamos con calabacín y berenjena, terminamos con el batido de huevos y espolvoreamos con queso rallado.

Horneamos a 190º unos 20 minutos o algo más en la parte media del horno y con calor arriba y abajo, hasta que vemos que ha dorado la superficie y el batido de huevos ha cuajado sin perder jugosidad. Servimos caliente después de 5 minutos de reposo.

¡Las verduras son las nuevas chocolatinas!