Viajar es fácil (películas, cuentos, juegos, imaginación, baile…)

Publicado el : 01/08/2019 08:20:17
Categorías : Tiempo Libre

Viajar es fácil (películas, cuentos, juegos, imaginación, baile…)

Se trata del período de tiempo durante el cual una persona o familia se queda y se relaja en su casa, dejando de lado la posibilidad de viajar fuera de la ciudad físicamente. Pero, perdona, ¿y la imaginación? Vamos a ponerla a trabajar a tope para que nadie se quede con las ganas de ver mundo desde la comodidad del sofá, la mesa y el aire acondicionado (si tienes la suerte de tenerlo), el ventilador o los abanicos.

¿Cómo empezamos?

       Se nos ocurre que poner una  fecha de inicio y de finalización de las vacaciones es una buena idea. Igual que la vecina que se va a Tailandia o el primo que se va al apartamento de la playa. De esta manera, podemos evitar el hecho de sentir que esos días son días corrientes del año sin salir de casa.

       Preparar un plan de actividades a realizar también es una ventaja, aunque algún día sin planes también lo recomendamos para poder así ir intercalando acción y descanso en tus viajes por el mundo desde el sofá.

       Establecer un presupuesto y determinar en qué lo vais a utilizar, (restaurantes, excursiones, tickets de museos, cine, parques temáticos, etc.). 

Y ahora vayamos al grano, ¿qué hacemos?

Hay que ser precavidos y tener listo el material de entretenimiento dentro de casa:

Juegos de mesa. Os sugerimos una selección que hará las delicias de cualquier exploradora y viajero consumado:

Empezamos con Story Cubes. Disfruta lanzando los dados y creando fantásticas historias con las nueve caras del dado que han salido. ¡Da rienda suelta a tu creatividad, inventa historias fantásticas y viaja a lugares insospechados e increíbles con la imaginación!

Si os va más viajar al espacio, este Laboratorio de Astronomía es vuestro destino perfecto. Un apasionante viaje a través del Sistema Solar reproduciendo los movimientos celestes. ¿Despegamos? 3,2,1…

Películas: Hook (El Capitán Garfio), viajaréis al País de Nunca Jamás de vacaciones, ¿apetece? La espada mágica: en busca de Camelot, un malvado villano ha robado a Excalibur, la espada mágica del Rey Arturo. Kaley, una joven muy valiente cuyo objetivo es ser caballero de la Mesa Redonda, emprende una peligrosa aventura para recuperar la espada y así salvar al reino y demostrar su valía. Bienvenidos al Norte, divertida comedia francesa con la que os trasladaréis al país galo a base de carcajadas. Una risa total.

 

Libros: Os recomendamos algunos muy divertidos. Para los peques de 0 a 3 años, Topito terremoto, de Anna Llenas. Topito no para quieto, se distrae con cualquier cosa y le cuesta mantener la atención, pero eso es lo que le hace único. Este libro habla de cómo todos somos diferentes y es eso precisamente lo que nos hace especiales. Para niños y niñas de 3 a 6 años, Planta un árbol, de Nadia Menotti. La autora quiere transmitirnos con sus maravillosas creaciones de madera su amor por los árboles, y descubrirnos un montón de buenas razones para plantarlos. Un canto a la vida que nos adentra en la importancia de cuidar el planeta. Ilustraciones con pequeños objetos tallados a mano con un uso responsable de la madera.

De 7 a 12 años, Manual para soñar, de Cristina Núñez Pereira y Rafael R. Valcárcel. Las veintiocho personas que aparecen en este libro son tan reales como tú, aunque la mayoría de ellas hayan vivido en épocas anteriores a esta. Sin embargo, más allá del año en que nacieron, todas tienen algo en común: el gran sueño que enriqueció sus vidas anidó en sus corazones y en sus mentes durante la infancia. Y todas lo identificaron, lo cuidaron y lo alimentaron hasta que lo hicieron realidad. Con las preguntas adecuadas, todos podemos averiguar cuál es el sueño que nos hará vivir una larga y maravillosa aventura.

Música

¿A quién no le gusta un buen bailoteo veraniego? Podéis crear vuestra propia lista en Spotify y pasar un buen rato haciendo del salón el punto rojo pista. ¿Cuál es la melodía del verano en vuestra casa?

Esterilla de ejercicios

Qué mejor que una tabla de yoga, Pilates o ejercicios de abdominales en el salón para ponerte a tope de salud.

Fotos

Y aunque suene un tanto descabellado: haced muchas fotos. ¿Recordáis a Gerard Depardieu y a Andie McDowell haciéndose fotos en el balcón de su casa para su supuesto álbum de bodas? ¡Esa es la idea! Quedarán recuerdos preciosos y tendréis la sensación de haber cogido unas vacaciones fuera de casa. ¡De verdad!

Relax

Dedicar una jornada al relax y al cuidado. Es por ello que organizar un día de spa es una excelente idea. Dentro o fuera de casa. Todo depende del presupuesto y las ganas de cada uno. Masaje de pies con crema de almendras, mascarilla casera con limones y aguacates, exfoliación con sal gorda… ¡a por ello!

 

Más ideas

Si hay algún parque de atracciones en la ciudad o un pueblo cercano es una buena opción para ir con los más peques.

Por otra parte, visitar los museos locales es una excelente oportunidad de ver los atractivos de la propia ciudad con ojos de turista. Conocer y recorrer sitios que nunca tenemos tiempo de visitar es un puntazo, ¿no os parece?

¿Demasiado calor? Si tenéis piscina en el edificio o en casa de un amigo, se puede disfrutar de ella. Si no, siempre existen opciones de piscinas públicas o clubes.

¿Y por qué no ser turista en la ciudad yendo a un hotel? Si ha presupuesto para pasar un par de noches sería genial para tener la sensación de haber hecho algo distinto (y que de paso te hagan la cama y te pongan el desayuno).

Internet puede ayudaros también con los blogs de viajes, habrá que prestar especial atención a los portales de turismo oficiales de cada destino y a las webs de ofertas para saber qué actividades hay. Y así poder aprovecharlas y disfrutarlas a tope. Organizar días o comidas temáticas en casa también es divertido y resultón: la noche americana, el día oriental, la jornada caribeña… Estas vacaciones son mucho menos costosas y te libras del estrés que existe asociado con los viajes (preparar las maletas, esperas en aeropuertos, vuelos, cansancio...).

Es la mejor oportunidad de conocer la propia ciudad y recorrer lugares que de cualquier otra forma pasarían totalmente desapercibidos. ¿Te animas a quedarte en casa? Con todas estas opciones, ¡desde luego!